Hipoteca Multidivisa

La hipoteca multidivisa es un producto complejo dirigido a particulares que tienen conocimientos financieros elevados para saber cómo opera este tipo de producto en el mercado.
Este tipo de hipoteca fue ofrecida por los bancos a los clientes sin tener en cuenta su perfil y sin saber si eran aptos o no para este tipo de producto. En la actualidad la justicia está dando la razón a los clientes, declarando la nulidad parcial del préstamo.

 

¿Cómo sé que mi hipoteca es una Hipoteca Multidivisa?

Las hipotecas multidivisa se caracterizan por establecer su importe principal en una divisa extranjera (en lugar de en euros) que habitualmente es el Yen Japonés o el Franco Suizo.

La respuesta es sí, puesto que la entidad ofreció un instrumento financiero derivado y complejo alejado de tu perfil de consumidor minorista sin conocimientos en materia financiera. Ofreció un producto que no era adecuado para tus conocimientos y, además, no cumplió con los estrictos deberes de información que le vienen impuestos por Ley cuando comercializa estos productos complejos para consumidores. Nada te dijo sobre los verdaderos riesgos que entrañaba la operación de crédito, nada te indicaron sobre la eventual posibilidad de que acabases debiendo más dinero del que inicialmente te prestaron. Toda esta falta de información te llevó a prestar un consentimiento puramente viciado por error. Error que no te es imputable ya que la entidad incumplió, como hemos indicado, con sus deberes de información y, en consecuencia, se trata de un consentimiento nulo que llevará como consecuencia la nulidad de la cláusula de opción multidivisa prevista en tu préstamo.

Para recuperar la hipoteca multidivisa, antes de pensar qué ha ocurrido y cuáles pueden ser las cantidades, el primer paso será contactar con su entidad bancaria y solicitar:
• La inmediata conversión de la hipoteca a euros con referencia al Euribor.
• Que se le abonen todos los importes satisfechos en demasía durante el periodo anterior en el que se ha estado aplicando el cambio de otra divisa distinta del Euro.
Es posible que el banco le ofrezca llegar a un acuerdo en vez de llevar a cabo ninguno de los dos puntos anteriores. Antes de pensar en firmar nada, aconsejamos que se asesore con un abogado especialista en temas bancarios, puesto que, en caso de querer lograr algo más que la primera oferta del banco, tendrá que cursar una demanda.

La jurisprudencia está siendo clara en el caso de la hipoteca multidivisas y está condenando a las entidades bancarias por falta de transparencia y por no haber informado de forma clara al cliente sobre los riesgos de la contratación de la misma.

El Tribunal Supremo ha establecido que la hipoteca multidivisa es un producto complejo y las entidades bancarias están obligadas a informar de forma correcta según lo establecido por la Ley del Mercado de Valores.
En muchos casos casos, los clientes que tienen contratatada una hipoteca multidivisa han visto como su cuota mensual ha tenido variaciones que en muchos casos ha hecho que hayan tenido que pagar más en su mensualidad. Además de esta cuestión, el capital pendiente de amortizar se ha incrementado, y el dinero que se ha abonado para la hipoteca apenas se ha amortizado.

Aunque no hay plazo porque se ha considerado la cláusula multidivisa como abusiva, si se quieren poner estrictos serían 4 años desde que se canceló la hipoteca o, si no está cancelada, 4 años a contar desde el 20 de septiembre de 2017, cuando salió la primera sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la que se ha basado el Supremo.

No importa si tu hipoteca multidivisa está en yenes o francos suizos, podemos revisar su documentación sin compromiso para ver la viabilidad, asesorarle y ver las opciones para reclamar a su entidad. La mayoría de la hipoteca multidivisa fueron comercializadas por Bankinter aunque también existen otras como Barclays, la Caixa, entre otras.
Reclama con Arnau Abogados, la primera consulta es gratuíta, infórmate sin compromiso en el teléfono 968.71.45.40.